Uva de mesa, algunas notas sobre la flor 6.0

por Alvaro Azancot

En la Pre-brotación 2019

 

Enfrentados hoy al análisis de resultados de la temporada pasada y mirando en el horizonte cercano otro de los procesos fundamentales del ciclo como es la flor, me permito reiterar algunos de los conceptos que hemos venido discutiendo desde hace mucho tiempo.

Aún imaginando los mejores escenarios bioclimáticos posibles, la vulnerabilidad del estado flor amerita siempre nuestra alerta. Insistir en que la flor es el momento más importante de control es fundamental.

He tenido la oportunidad de seguir revisando los programas fitosanitarios de diversos orígenes y veo que el concepto de cubrir de mejor manera la flor está mucho más asumido que hace cinco años. Es recurrente encontrar tres botricidas específicos en flor, cuestión que defendimos en todo momento. La temporada pasada en general, tuvo llegadas mas exitosas en términos de pudrición que en otras anteriores. Esto debido a mejores condiciones agroclimáticas de pre-cosecha, mejores manejos de ventilación intra y extra racimo y programas fitosanitarios pertinentes. No sabemos como serán nuestras condiciones futuras en esta temporada, pero el mensaje es a no bajar brazos desde el punto de vista fitosanitario, por seco que se vea el horizonte inmediato.

Al respecto me gustaría enlistar algunas ideas:

Es muy importante que estemos de acuerdo en que la flor la deberemos cubrir completa y de paso asumir que nunca el período de control dura menos de 20 días. Esto es válido para cualquier zona productora.

En inviernos secos como éste, el sistema radicular no estará homogéneamente hidratado y es probable que la calidad de brotación se afecte en esos términos, por lo que el período de floración podría llegar a ser aún más largo. Insisto en procurar llegar con el mejor perfil de mojado posible a brotación y minimizar problemas.

El proceso de flor es el evento más dinámico de la temporada, por lo que el cubrir de buena manera esos tejidos en permanente cambio de exposición y desarrollo, hace que los fungicidas deban ser aplicados en intervalos menores a los recomendados en otro momento fenológico. Nunca más allá de 5 a 7 días. La translaminaridad es un atributo fundamental en este período, y así procurar un mejor efecto protector de los tejidos.

Existen muy pocas moléculas disponibles y nuestra estrategia debería dirigirse a optimizar el control y al mismo tiempo proteger esas moléculas manteniendo el nivel de sensibilidad del hongo frente a ésta. Si tenemos alternativas probadamente eficaces, ¿por qué insistir en el uso de activos en flor que vamos a utilizar en pre-cosecha obligatoriamente como es el caso de fenexhamid? Lo mismo con el uso de moléculas del mismo grupo

Deberíamos privilegiar los fungicidas con características de translaminaridad en pos de esterilizar los tejidos y mejorar resistencia al lavado. Es el caso de Fenpyrazamine, probadamente destacado en estos dos parámetros.

Tenemos hoy nuevas carboxamidas:

  • Isofetamida
  • el Fluopyram, que son del grupo de las SDHI, (como Boscalid) ésta última asociada con Pyrimetanil.

Son una buena alternativa al Boscalid, pero en el caso con la salvedad de que repetiríamos un modo de acción con dos moléculas dentro de la flor:

  • el Pyrimetanil
  • y el Cyprodinil

Si ya se ha decidido el uso del Fluopyram como la carboxamida de flor, podríamos aplicar al inicio de flor Fluopyram/Pirimetanil, después Fenpyrazamine en medio de la flor como “fire wall” y terminar con el Cypr/Fludiox.

En el caso de no usar Fluopyram/Pyrimetanil, definitivamente el dibujo puede ser:

  • la triada Fenpyrazamine – Cypr/Flu – Boscalid o Isofetamida
  • o en otro orden como prefieren algunos patólogos Cypr/Flud – Fenpyrazamine – Boscalid
  • o Isofetamida o terminando con Fenpyrazamine, dejando la carboxamida en el centro.

Una ventaja con el uso de Fenpyrazamine en flor, es que tendremos una molécula menos en los residuos a cosecha.

Si pudiésemos resumir lo enunciado, sería como sigue:

Ingrediente Activo
Momento Alternativa 1 Alternativa 2 Alternativa 3 Alternativa 4
Pre flor-1 era Caliptra Partida Tebu o Captan Tebu o Captan Tebu o Captan Tebu o Captan
Inicio de flor Fenpyrazamine Fluo/Pyri, Boscalid o Isofetamida Cyprodinil/ Fluodioxonil Fluo/Pyri, Boscalid, Isofetamida
50% de flor Cyprodinil/ Fluodioxonil Fenpyrazamine Fenpyrazamine Fenpyrazamine
Cierre Fluo/Pyri, Boscalid, Isofetamida Cyprodinil/ Fluodioxonil Fluo/Pyri, Boscalid, Isofetamida Fluo/Pyri, Boscalid, Isofetamida

*Se propone Tebuconazole por lo transversal de su uso. Independiente de todos los peros, es un excelente oidicida.

Desde el punto de vista de control, todas las alternativas son eficaces. Desde el punto de vista de la sustentabilidad, la que combina distintos modos de acción sin repetirlos, debería ser más segura. Apareció la temporada anterior una buena mezcla de Fenexhamid y Fludioxonil, y me parece que su uso debería remitirse a precosecha y cosecha. Es su nicho natural. Otro posicionamiento no tiene sentido.

La flor es una oportunidad extraordinaria para acceder a través de la aplicación a todos los lugares del racimo. En ningún otro momento de la temporada tendremos esa oportunidad de llegar en forma rotunda a depositar fungicidas en lugares que después serán remotos. ¡¡¡¡¡Es extremadamente importante el ocuparse del cubrimiento más que del mojamiento!!!!! Optimizar tamaño de gota…con gotas mas pequeñas a presiones adecuadas se cubre mucho mejor.

La utilización de productos que tienen solo cierta acción botricida relativizan el control. Para controlar botritis, usar productos desarrollados para controlar botritis.

Con una estrategia coherente desde el manejo de los activos y una ventilación efectiva del parrón durante toda la temporada, un arreglo de racimo adecuado, una coherente estrategia nutricional y la implementación de un riego contenido y eficiente, tendremos un resultado final difícil de mejorar.

Fuente: FRAC Code List, 2019

Alvaro Azancot

Asesor internacional de uva de mesa

WhatsApp chat